Entrenamiento cerebral para reducir el estrés durante el embarazo con neurofeedback

El embarazo puede ser una de las etapas más maravillosas en la vida de una mujer. Sin embargo, también es un periodo de muchos cambios e incertidumbre, lo cual puede llevar a la mujer a sentir diferentes niveles de ansiedad y estrés. Cuando este estrés no se maneja y se mantiene de manera crónica es cuando perjudica la salud de la gestante y puede afectar al desarrollo del bebé.

Durante la gestación, ocurren muchos cambios físicos y emocionales, y aunque menos observados, también a nivel cerebral. Las investigaciones demuestran que el cerebro de una mujer cambia durante el embarazo, potenciando ciertas actividades y disminuyendo temporalmente otras para adaptarse a este proceso. Teniendo una enorme plasticidad cerebral para poder llevar a cabo todas las modificaciones y procesos con la finalidad de dar vida y de cuidar a su cría.

Aprovechando ese aumento de plasticidad cerebral que ocurre en el embarazo y gracias al entrenamiento neuropsicológico, no solamente aumentarán sus redes neuronales con todos los cambios que eso conlleva, sino que además la mujer notará la reducción de estrés mejorando así su bienestar y el de su bebé. Reduciendo también la probabilidad de depresión posparto o tristeza postparto llamada “Baby Blues”.

Esta estrategia para entrenar el cerebro funciona de la siguiente manera: en la primera parte, al paciente se le realiza un electroencefalograma a través de un ordenador que hace un diagnóstico individualizado de cómo está funcionando el cerebro. 

La información obtenida se traslada a un software especializado y se elabora un documento llamado mapeo cerebral, en el cual queda registrado qué áreas del cerebro están demasiado activadas o están trabajando de manera ineficaz. Con base a esto psicólogo especializado en neurociencia diseña un programa personalizado de acuerdo con las características de cada persona.

La segunda parte sería el tratamiento de Neurofeedback, donde se ponen sensores en el cuero cabelludo que registran la actividad del cerebro, no son invasivos, ni producen electricidad. Un ordenador procesa toda esta información y proporciona una retroalimentación o «feedback» cuando la persona llega a la actividad cerebral que queremos conseguir. Aprendiendo a regularse a sí mismo por el entrenamiento.

El Neurofeedback proporciona información directa que no se podría obtener con ninguna otra técnica, sobre la actividad de su cerebro y da registros de cada entrenamiento. Así la persona aprende de forma rápida a regular su actividad cerebral, logrando cambios en su estado físico y psicológico.

En el caso de las mujeres embarazadas, existe un programa preventivo, cuyo objetivo es darle al feto la mayor calidad de vida posible disminuyendo los niveles de cortisol que produce la gestante cuando se estresa. Para lograrlo, ella debe entrenar una zona específica, lo cual le permitirá bajar sus niveles de ansiedad y aumentar la resistencia al estrés para que haya un equilibrio. A través del entrenamiento, la paciente aprende a manejar esta actividad y encuentra su bienestar.

Como resultado, se aumenta la posibilidad de que el bebé no desarrolle problemas emocionales y de ansiedad o déficit de atención en el futuro.
En las investigaciones efectuadas en varios países del mundo se ha comprobado que los bebés son menos irritables y que las mujeres tienen menor riesgo de depresión postparto.

Este entrenamiento además puede ser complementado con Biofeedback que es una técnica que permite a la mujer embarazada modificar su propia actividad fisiológica con la finalidad de regular sus síntomas físicos (dolor, ansiedad…) y conectar con el cuerpo para mejorar su salud. Este entrenamiento es muy interesante como herramienta para aprender a autorregularse durante el parto.

Comprar bono de 10 sesiones (de una hora) de NEUROFEEDBACK y BIOFEEDBACK: 400€